Dr Google y su efecto nocebo- Dr Roberto Vélez

Dr. Google y su efecto nocebo

Imaginad que os aparece un bulto en un brazo o en el muslo.

Que es lo primero que haces, ¿pides una visita con tu médico o buscas en Google?

Nos encontramos en la era de la información, y esto hace que las primeras consultas, en la mayoría de los casos las hagamos a través de internet. No es un factor negativo siempre y cuando lo hagamos con criterio y buscando en páginas de rigor, de lo contrario, podemos atentar contra nuestra propia salud.

Hoy en día existen muchas noticias falsas o con pocos fundamentos que atentan sobre medicamentos, tratamientos o vacunas, haciendo que un porcentaje de la población no siga los consejos de su médico de confianza y se deje llevar por tratamientos alternativos, o deje de tomar medicamentos que pueden ser vitales para su salud por miedo a posibles consecuencias que ha leído en internet.

La gran mayoría conocemos el efecto placebo, es decir, una sustancia inocua que produce en la persona un efecto terapéutico si el paciente cree que el tratamiento es eficaz para su dolencia. Bien, ¿cuántos conocen el efecto nocebo?

El efecto nocebo produce el empeoramiento de síntomas o signos de enfermedad por la expectativa negativa de lo que puede pasar. Este efecto es el que suele ocurrir cuando buscamos dolencias en la red. Retomando la pregunta que he lanzado al principio del artículo, imaginemos que hemos palpado un bulto y buscamos en internet, los primeros inputs que le van a llegar a nuestro cerebro es: tumor, cáncer; no obstante, puede ser que se trate simplemente de un quiste o un absceso.

Es muy importante no dejarse llevar por los posibles diagnósticos, efectos secundarios o tratamientos que aparecen en la red y acudir al especialista en cuestión cuando detectemos una anomalía o una nueva dolencia.

Me gustaría recalcar la palabra especialista, en la red podemos encontrar que muchas de las contraindicaciones vienen de páginas que venden tratamientos alternativos, éstos exageran los aspectos negativos de algunos tratamientos para lucrarse. Especialista es la persona formada, con las capacidades necesarias para tratar la patología o dolencia que le afecta. 

Un gran objetivo para estos impulsores de la desinformación médica es el cáncer. Muchos se intentan lucrar aprovechando el miedo de las personas, vendiendo terapias alternativas difundiendo noticias como «los medicamentos recetados hacen que el cuerpo se vuelva ácido, lo que aumenta las mutaciones celulares no controladas» o sugieren que la cirugía «aumenta el riesgo de propagación de células dañinas».

Un estudio de 2017 ( Use of Alternative Medicine for Cancer and Its Impact on Survival.) encontró que cuando los pacientes con cáncer recurren a terapias alternativas como dietas, hierbas y suplementos en lugar de terapias convencionales, tienen 2.5 veces más probabilidades de morir.

Es imposible no acudir a internet para buscar sobre patologías, dolencias, etc. Es normal, en la red no existen esperas, no existen pagos ni requiere solicitar día y hora, es por ello que nuestra labor como médicos es difundir información veraz, contrastada, ser accesibles para intentar que cuando se busque información, sea real y siempre bajo la siguiente «coletilla»: «La información proporcionada en este sitio web está dirigida a complementar, no a reemplazar la relación que existe entre un paciente y su médico actual. Para más información, acuda a su especialista»

 

¿Qué tratamientos suelen ser susceptibles de estas noticias con poco rigor?

Entre los más mediáticos se encuentran vacunas como la de la gripe, de la cual existen «noticias» que aseguran que uno de los componentes de dicha vacuna el estaleno, puede provocar patologías autoinmunes crónicas así como trastornos neurodegenerativos.  También la vacuna del papiloma, de la cual se dice que tiene una posible relación con el incremento de cáncer de útero. Las vacunas en edad pediátrica han sufrido una auténtica persecución asociándolo falsamente al desarrollo de autisimo. La falta de vacunación rigurosa ha causado la reaparición de brotes de enfermedades que gracias a las vacunas se habían logrado erradicar.

Otro, las estatinas, un tratamiento para reducir el colesterol. Numerosos estudios han demostrado que los beneficios de las estatinas superan con creces los riesgos, especialmente para las personas con alto riesgo de enfermedad cardíaca. No obstante podemos encontrar «noticias» en internet afirmando que as estatinas causan cáncer.

No queremos decir que ni los medicamentos, ni los procedimientos médicos, ni las cirugías no tienen efectos secundarios ni complicaciones. La función de un medico especialista es contrastar el paciente con el tratamiento propuesto y ver si esta indicado o no y evitar el refrán “es peor la cura que la enfermedad”!  Esto es algo que de momento Google no puede ofrecer. Hasta entonces, pide cita porfavor

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *