sueño Dr Roberto Vélez Villa
,

¿Cómo afecta el sueño a nuestra la salud?

Si lanzáramos una pregunta sobre qué se aconseja para tener un estilo de vida saludable, lo más probable es que nos venga a la cabeza una dieta saludable, ejercicio físico o dejar de fumar, por ejemplo.

No son malas respuestas, pero le faltaría un gran pilar que hace que todo nuestro organismo funcione correctamente, DORMIR BIEN.

Según los datos del barómetro publicado por el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) en marzo de 2017, la mayoría de los españoles (35,5%) se acuesta entre las 23:00 y las 00:00 y se levanta entre las 7 y las 8 de la mañana los días laborables. El 27% se acuesta entre las 00:00 y la 1:00 y un 19% lo hace antes, entre las 22:00 y las 23:00.

No dormir suficiente puede causar diversos problemas en nuestra salud, que van desde lo mental a lo corporal incluyendo problemas de déficit de atención, irritabilidad, hasta la obesidad o problemas cardiovasculares.

A continuación detallamos cómo nos puede afectar la falta de sueño tanto a corto como a largo plazo, y proporcionaremos recomendaciones para dormir bien.

 

Afectaciones a nivel cerebral

No dormir las horas necesarias hace que nuestro cerebro se vuelva más lento, ya que las neuronas no pueden recargar la energía.

Cuando se duerme menos de 6 horas, puede causar depresión, angustia, ansiedad y/o temores.

El rendimiento cognitivo general se ve deteriorado, sobretodo la atención visual, la capacidad de formar recuerdos y el aprendizaje.

La falta de sueño puede hacer que nos volvamos más irascibles, generando reacciones desmedidas ante ciertos estímulos. Se pierde capacidad de interpretación de expresiones verbales afectando la comunicación con otros. Un dato curioso es que además, la falta de sueño impide que leamos correctamente las expresiones faciales, pudiendo confundir expresiones neutras como amenazantes.

Afecta también a la producción de melatonina, que es la hormona que permite mantener el ciclo de sueño, por ello, la falta de esta hormona puede generar que tengamos insomnio.

 

Presión arterial y ritmo cardíaco

Dormir menos de 6 horas al día puede afectar alterando la presión arterial. Además, provoca la disminución de de la temperatura basal (la responsable del ritmo cardíaco), pudiendo provocar arritmias.

 

Contribuye a la obesidad

La falta de sueño repercute en la habilidad de procesar la glucosa, por lo que puede provocar niveles altos de azúcar en sangre y favorecer al incremento de peso y a la diabetes.

La leptina, la hormona que nos provoca la sensación de estar saciados disminuye un 15% en personas que duermen menos de 5 horas, por lo que estimula a comer a deshoras y  se favorezca el aumento del porcentaje de grasa en el organismo.

 

Otros problemas

A largo plazo, la falta de sueño puede aumentar la percepción del dolor, provocar temblores, envejecimiento precoz, infecciones por afectación del sistema inmunitario y agotamiento.

 

Recomendaciones para dormir bien

  • Se debe mantener un horario de sueño constante. Es decir, debemos acostarnos y levantarnos a la misma hora cada día.
  • Cuando nos metamos en la cama debe ser para dormir, no es recomendable leer, ver la tele, estar con el móvil,… ya que favorece al insomnio.
  • Es recomendable apagar todas las luces, tenerlas encendidas dificulta una buena higiene del sueño.
  • No ingerir alcohol, bebidas energéticas o con cafeína antes de acostarse.
  • No hacer ejercicio antes de dormir. La temperatura corporal cuando dormimos se reduce, factor que facilita el sueño. Al hacer ejercicio antes de dormir, incrementamos la temperatura provocando que nos cueste coger el sueño.
  • Si se duerme siesta, debe ser a primera hora de la tarde y no más de 30 minutos.

 

En conclusión, dormir poco, puede afectar gravemente nuestra salud y por ello es muy importante mantener una buena higiene del sueño.

¡Te invitamos a probarlo!, intenta dormir durante una semana un mínimo de 7 horas y comenta que tal es tu día a día ahora que estás más descansad@.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *